Reduccion de la pensión de alimentos

En asuntos de familia, cuando se dicta una resolución judicial que fija la obligación por parte de uno de los progenitores de abonar mensualmente una pensión de alimentos a favor de sus hijos, esta no es inamovible, ya que las circunstancias de ambos progenitores puede variar a lo largo del tiempo. En cambio, para que pueda producirse la modificación de esa resolución judicial, es necesario:

Que el cambio sea sustancial, es decir, que haya un verdadero cambio o diferencia SUSTANCIAL, desde que se dictó la primera resolución.
Que este cambio tenga permanencia en el tiempo, es decir, que no se trate de un cambio meramente temporal.
Aunque se den estas circunstancias, no puede variarse la pensión de alimentos de forma unilateral, ya que tenemos una resolución judicial firme que fija nuestra obligación de abonar estos alimentos, y cuyo incumplimiento reiterado podría conllevar la comisión de un ilícito/delito penal, contemplado en el art. 227 del Código penal.

Para poder proceder a la reducción de la pensión de alimentos, consecuencia de estas nuevas circunstancias, es preciso interponer una demanda de modificación de medidas ante el Juzgado que conoció del primer procedimiento. Con esta demanda, expondremos y acreditaremos ante el Juez, estas nuevas circunstancias, así como, la necesidad de llevar a cabo una reducción de la pensión de alimentos que será proporcional a la merma de nuestros ingresos, pero siempre salvaguardando las necesidades de los menores acorde con las posibilidades económicas de ambos progenitores.